Un día normal
Poemas

23.10.2019

en pleno dominio de la violencia cierran libros
en los sótanos más profundos de la decepción
se tortura a un joven como si fuera un árbol
del que nacerá una obra que no dará fruto
ni sombra
ni nada

24.10.2019

normal siempre ha sido el estado
que lleva 46 años higienizando su violencia

25.10.2019

anormal cuando la ciudadanía centra su atención
en el manoseado lumpen

la conchasumadre
cómo se fuma uno semejante idea
sobre personas que sólo conocen la oscuridad indeclinable

de pronto ven cruzar
impaciente
a un joven descarnado
buscando piedras
con que tumbar al gobierno

y a quema ropa
preguntan
por qué

el capucha no se hace esperar

qué culpa tenemos
de no ser proletas ilustrados
de no tener manos  para el oficio
ni celebrar la vida leyendo poemas

qué culpa tenemos
de no cantar el derecho a vivir en paz
ante esta media zorra

nuestro único credo
es lanzar piedras
con algo de belleza

 

29.10.2019

es un día normal
y por la ciudad camina una vieja mirista

ráfagas de perdigones le abren
textiles dentro de ella incesantemente

el cruce con la barricada
la colma de inquietud

la calle abierta para el francotirador
y su tambor de plomo

está mujer se viene desangrado hace décadas
la marcha de los capucha la llena de terror
trata de convencerse a sí misma de dispersarse

el patio de su casa por el contrario pone en orden
sus pensamientos

ella hubiese preferido olvidar las violaciones
para que su existencia
durase un poco más

ve y no ve
allí una vieja dictadura
detrás de los extramuros y aquí
dentro del marco de las ventanas
presente guerrilla urbana y manifestaciones
en vertical

alguien entre la multitud
de la zona de operaciones
pone su corazón en una piedra
mientras sólo unas cuadras más abajo
políticos aún tranquilos en autos fiscales
bostezan
en medio
del punto de mira