Poemas de La pija de Hegel
Colectivo Máquina de lavar

Máquina de lavar es un colectivo de literatura integrado por mujeres que trabajan juntas desde 2010 escribiendo, pensando el arte y la literatura, la traducción y la transformación de la lengua en pensamiento, sensaciones y al revés. En el proceso de escritura funcionan con sinergia, lealtad y compromiso, con respeto por el espíritu de cuerpo que tienen los poemas de Máquina pero también por la singularidad de cada una que está presente en cada texto. A Máquina de lavar le interesan la honestidad, la verdad libre de la literatura y escribir a consciencia: consciencia de clase, consciencia de género, consciencia de ser una voz que está permanentemente en el borde, pisando un filo de navaja. Máquina de lavar se mueve entre cuerdas flojas, zonas rasposas, en el límite finísimo entre la opresión y la resistencia, que es su hábitat natural. Publicaron el libro de poemas La pija de Hegel y tradujeron Bajo el cielo de géminis, de Noelle Kocot, junto a otros textos teóricos de pensadoras contemporáneas. Actualmente están trabajando en un nuevo libro de poemas.

 

ACTUALIZACIÓN POÉTICA Y DOCTRINARIA PARA LA TOMA DE PODER – BRIGADA COLA

 

Una guerra no nace del sol
no de la lluvia, es simplemente económica
los juegos toman la forma de la deriva
hacia la dirección del imperio, estoy obsesionada
con la autenticidad porque es una mentira
la verdadera guerra está llena de falso
conflicto y la opción de exponerse resulta
una inversión. Vida-trabajo, siempre
hay un código penal escondido,
en el medio está el Doctor
que te deja normal, los parlamentos por la integridad
nuestros triunfos son tirados
por la borda de lo romántico.
Todo lo que traté de neutralizar
se convirtió en accesorio: no entrego las notas,
llego a la puerta y vuelvo…
El autocontrol está de moda, se obtiene
por introspección y Dios.
La nave del prestigio destruye
la sinceridad, la mecánica de la interacción
gana terreno como
el amor por el cálculo.
Milenaria y servicial, la confusión
del mercado entra amplificada
en la sexualidad, qué mezcla
de sumisión y sentimientos: la belleza
funciona como una institución pública, la seducción
es la sal de la guerra, la anécdota del mundo.

 

 

La pija de Hegel 

Respeto a tu novia antes que a vos
Por qué te elige? Por qué te elijo?
Cada vez que me está por venir pienso
en la vez que lo hicimos sin forro
que son todas las veces porque forro
no te gusta y pienso que esta vez…
si quedo me lo quedo si quedo
me lo saco y vos vas a pensar
que soy la hoguera el mal que hago
lo que quiero, cualquier cosa por tener
mi bebé, ser mamá y cumplir el sueño
de escribir poemas de ama de casa
tardía. todo con candado vos, tu barba
me siento débil elemental y no me importa.
caigo dos veces sobre la misma trampa
no me convenís, no me conviene quedarme
en casa mientras vos salís, igual no creas
que no te quiero. dónde están mis estudios
mi carrera de torera inafectable? no soy mejor
desde que te dejé. no es tan fácil
abandonar a las personas. nos reímos
de la religión pero no podemos vivir
sin venerarlos. sos una estrella de rock
sin banda, yo un desbande emocional
que te tira la bombacha, se pierde
en el montón por cualquier cosa
que le des, incluso mala. Vivimos
en pie de guerra.
El dolor del macho se traduce en enojo.
Dice: ¿existís? ¿vos también escribís?
y gana con su nombre,
es feminista explícito y amante de los derechos
de todas y todos y defensor pero el primero
que una vez que coge ya no llama
al macho intelectual no le importa tu familia
se hace el antiabortista, le caen mal tus amigas
con sus mil y un novios
se siente incómodo a donde lo llevás
prefiere el terreno seguro de un shopping bien ubicado
donde se saca la tarjeta
dejá de preocuparte por las tildes, machito pone
buscás corte carré para dominar
me decís eso te queda mal
no tenés pop
no perdamos el humor
Qué te pasó? no, en serio, qué te dolió tanto
para armarte esa soldadura de libros viejos
y duros para enamorar a una chica y tener amigos
vivimos en una paz armada, listos
para desfundar si hace falta.
Salís a la luz en el cuarto oscuro
Hablás fuerte, retumba
Generás tu propio eco
Querés que te griten
sos un ascho te adoro
Te importa permanecer, estar vigente
Las antologías políticas son tu fuerte
Y te las banca tus *dudes*
Esto es un cuchillo, la paz armada.
Estamos re susceptibles, como siempre
Es más, recién se me acaba de ir.
Todas queremos nuestra parte
del pacto, el toro mecánico.
Vamos al choque, leem algo tuyo
antes de dormir, la economía,
quién paga qué?
No te gusta que yo salga en fotos públicas ni que tenga
1000 amigos, siempre una excusa, te excita el agujero
de mi pantalón de entrecasa
lentes de marca, la vaca atada.
No me querés en la vereda opuesta, no te convence
tu independencia sin la estructura, los pilares que pinto
cuanto te vengo al pelo,
eso que idealizás en diez años ya no existe,
le veo un aura oscura
Estamos pendiente de nuestros propios
idahos privados, eso que avanza
al bosque de los captchas
nos tenemos bloqueados,
separás las aguas
mi mujer/mis putas, no entendés que somos
todas a la vez las categorías
son anillos de fantasía.

 

 

Ropa, trabajo, comida animales

algo zarpado, algo normal
algo campo, algo baba,
algo miedo, algo marrón
algo clandestine, algo bikini
algo capaz, algo esclavo
algo anorexia, algo Orlando
algo mantel, algo window
algo autofoto, algo pica pica

algo amuleto, algo disociado,
algo concha fart, algo aborigen
algo anónimo, algo sopa de pescado
algo grasa de cordero, algo petardo
algo hocico, algo PO
algo antro, algo escroto
algo potro, algo munro
algo tinder, algo feriado
algo bebo, algo incesto
algo vejez, algo turista
algo bloque, algo bursátil
algo traición, algo tostada
algo matienzo, algo pacheco
algo patada, algo neumático
algo disturbio, algo flecha

 

Fuente OVEJUNA 

Esto va a ver la luz en el futuro
yo me abrí, creían que quería formar parte
cuando estoy se convencen
de que las observo, suben en prime time, se fijan
cuántos minutos pasaron, si no hay mensaje
*estarán cenando…*
es un goteo taquicárdico
Una elabora náusea, otra se dobla sobre la mesa
Flor tiene ahora agudizado el sentido
pone gesto nariz de asco
el revoltijo hormonal la tiene en paz y positiva,
Vera pasa su momento, la libertad
le cae raro, la media naranja de la resaca es la espera,
flashbacks de una pista azul, la mayoría rota
brillan todos, todos con todos.
Marina saca después del primer té
su bate mental, la antología total
la saca, que no haya mujeres
pensadas en el debate, las conozco a todas
bien de cerca, veo donde esconden
el secreto de sus poemas, los ojos indios
de una tribu tierra porque a ellas no les gusta
decir marrón. Con un nudo en la nuez
de Noelia cuando dicen que es la calma,
ahí extraña el box verbal con su ex
juego de rol y ella la mala,
Hay una que patina sobre hielo, sobre todo
lo que le pasa, sale indemne de cualquier accidente
no pasa desapercibida, pasa
los fines de semana en el tigre,
de mamá tiene la red de primos
un clan, can can, brillitos y la muerte
en los anillos y colgantes. Todas tienen algún muerto
en el desbande, menos Vera con su más allá
de la frontera. Hay otra que es toda una muñeca
los ojos grandes, como se los ponen a los cachorros
de trapo, pernilarga envuelta en moños, se quiebra
Noe ordena a la manada, suenan las pulseras,
Cencerros en la muñeca. Las demás quieren saber
¿será verdad la base o la construcción de andamios?
Todos tenemos algún tipo de desorden:
acá están en la trashera, chatarra vegana,
la del fiambre, la que coma de las sobras,
la que no prueba bocado y esa que no se sabe,
secretiva. Un día, pam, se va a berlin
y otro día, pam, llegó París. Misterio y furia,
potencia y sexo, ítalo-rusa, combate y felicidad.
También veo cómo se transforma
la que viene del norte como un pampero fresco
que no existe, le pasa nada y todo
tiene el perro entrenado
para morder a la suegra, tatuaje grueso,
lo que necesita cualquier rubia tan
natural para darse aires de rebeldía
tuvo un cachorro y con él
conoció el amor, la cucharita, dice
que tiene un problema y el problema
es un jean. A Maru le llueve arroz
de los casamientos, la novia blanca
ella de negro, bajo la impunidad de la jupá.
Una tarde en un trazo les dibujé a cada una
su universo: Joselandia en la montaña
de viudas novias de Sinatra y el beneplácito
del obispado, Noelandia en colectivo,
con sus muñecos de vidriera de lo claro,
la crianza y un manual
de economía doméstica estudiado a la mañana
en el espejo mientras elige la combinación.
A maru la hice madre de los libros
a los que trae y lleva de un lado a otro
de esta ciudad, acostumbrada a parir para entregar
a las familias adoptivas, del agujero
del pánico a la conexión. Para Marina
la poetría y las financias son desde siempre
su ritual de clase, karma ancestral,
estamos en la periferia pero en armonía
con el índice de “tHE UPRISING”.
En el horizonte de Flor ves un mástil
la bandera que iza el padre,
aguas agitadas y una familia
recortada, mito al viento, los pelos
de la Duncan blonda, autosatisfacción,
autoexigencia, hacia el sagrado corazón
de las cosas quiere llegar exige
hasta el último hueso pero ella
guarda bajo llave meses de novedad.
Ven la cifra desde el bloque, la materia fina
el manifiesto, original o fantasía.
Esta es la voz del labio mordido
la voz de *hambre*, escucho cosas como:
—somos las amas de nuestra propia casa,
incluso somos sobre todo cuando se encuentra en llamas
—¿cómo se cruzan sufrimiento y clase?
—corrés el riesgo de quedar desafectada
de tu realidad, de terminar en un museo.
Mamá es un tema de ellas, delicado el pan, lo textil
el incesto, el dolor de panza ante la indiferencia,
si algo no desliza, como pasa con un cierre
roto. Jota tiene una madre verdadera
Distracción ni siquiera una de ficción,
para Cornelia lo clásico tiene olor a animal
y a barro, chatea en la ruta, no aguanta dos días
en su dulce hogar, en el ambiente presurizado
de la oficina, una pared de corcho en la cabecera
de la cama para clavar. Confort no acumula libros
no le interesan como objeto de deseo,
no depende de los hombres, cría perros, cambia pisos.
La baratija no da pero la mezcla suma,
lo accesorio marca, la torsión de la familia tipo,
el caracú de la maternidad. La teoría
para Marriage viene remixada, el doblegamiento
ser y tener, la impulsividad la arrasa y se transforma
en blanco o negro, maneja la dsitancia, pero cuando duele
hay un aullido: absolut naranja
Escribo esto al resguardo de la luz de enero
encerrada en mi cuarto escucho igual
a las víctimas del glitter, las tisanas, las mieles
En sus conversaciones se negocia
la pureza, las rosas y las espinas de la poesía moderna.
Noe es una caja dorada con secretos
es discreta o tímida, no sé, una vez me llevó al baño
y me contó que había robado un libro.
M y F crecieron para el mismo de lado, causan chispas
y se entienden como si fuesen de la misma semiótica
una oscura y salvaje llena de plantas.
Jose sólo llora a la mañana, la distingo cuando suenan
los tacos desde la puerta, si pide cariño
su mamá la droga.
A veces se acuerdan y se cuidan de mí,
la niña esponja, cambian los nombres,
no me apartan, me contagian
la alergia del encuentro, la sinergia colectiva
¿Qué hay en sus cajones? Qué hay en la casa
de la que porta look de fregana, un vecindario con damero
y algo señorial donde come sándwiches de queso?
Maru la de las piernas dibujadas todo el año
no escucha, marcha al ritmo de la nave que maneja.
Marina habla y banca, es la mamá pero querés
acunarla en un plumón gigante, un bumerang
de ofrendas de amor y celos, las que hablan
las que escuchan, una orga bien compuesta.
Flor dice mírenme desnuda porque igual
ustedes saben ya decirlo todo, descifrar
contrastar qué se merecen con qué tienen,
puede que lleguen inestables pero el amor al final del día
rige decisiones. Se comparten los lazos y los virus,
el infierno y el cielo de los mantras bien dispuestos.
No cualquiera mantiene el paso de los lunes con dignidad.
El futuro es esta tarde de rayos oblicuos
Sobre la ventana y ellas pensando qué más,
lo conceptual, lo ilustrativo, la gramática de la hipnosis
ser una con doce pares
de extremidades, heterogénea, de lata
con corazón y sin nombre.