Más que despiertos debemos estar conscientes
Entrevista al escultor del negro matapacos

Hola Marcel, antes que todo, para que quede consignado como testimonio de los hechos, felicitarte por la iniciativa de construir esta escultura del Negro Matapacos, es una acción que abre muchas  lecturas posibles respecto de lo que está sucediendo en el país. Para comenzar este particular formato de dialogo a distancia:

¿Te gustan los perros? ¿Por qué?

Me gustan los perros y los animales en general. En particular tengo un gato. Los animales domésticos en general son fieles ante todo. Su instinto les permite percibir las energías que emanan de las personas y en algunos casos las enfrentan de forma evasiva o agresiva pero del mismo modo son capaces de ponerse a disposición para absorber las energías provenientes del stress y contribuir al bienestar emocional de quienes los cuidan.

¿Cómo aprendiste la técnica con la que elaboraste el objeto?

Es una técnica en la que vengo trabajando hace más de 12 años. Con el correr del tiempo la hemos ido mejorando y complementando con otras tecnologías según sea el proyecto. En términos materiales el constructo es en un 95 % residuos sólidos industriales. Con el equipo CIAN que dirijo, recolectamos permanentemente plásticos, retazos de fierros de construcción, cañerías de pvc, cartones, etc. A partir de estos elementos desarrollamos la construcción de esculturas que por la naturaleza de los materiales son bastante livianas. El 5 % restante suelen ser materiales de soldadura y tornillos aunque a veces también son reutilizados.

¿Has visto o te ha llamado la atención otros suceso que tu encajarías junto con ese objeto que elaboraste y que al parecer anda circulando por la ciudad como un verdadero quiltro? ¿Porque el perro no está contigo, o sí?

La escultura del quiltro o mejor dicho el “negro mata pacos”, es una donación a la causa desde el momento que lo creé las horas dedicadas sentía que valdrían la pena para generar un emblema de lucha. Desde un principio la obra dejó de ser mía para volcarme como un portavoz de un símbolo colectivo. Está concebida como un homenaje a cada uno de los chilenos e incluso extranjeros que de distintas maneras se han manifestado contra los abusos de un sistema que reniega de la identidad de un pueblo para presuponernos únicamente como masa o consumidores. Se instaló el viernes 15 como una respuesta inmediata a la acción concertada de un sector de la sociedad de tapar con un velo blanco la Plaza de la Ciudadanía, como si con este acto hiciéramos un gran borrón de lo acontecido y nos impusieran pensar que todo vuelve a la normalidad a una supuesta paz. Sin embargo, a mi juicio aquellos que han perdido la vida o un ojo de la cara en esta pugna merecen nuestro respeto y mientras no exista un trato digno a todos los chilenos y señales claras de cambio, llamar a la paz es ponerle una cortina de humo a la realidad de muchos chilenos.

Hay otros proyectos de mi autoría que han causado impacto en su entorno social. En Mayo del presente año instalé en Viña del Mar una foca de más de 4 metros hecha con más de 3000 botellas plásticas para llamar la atención del compromiso de cada uno a conciencia respecto a la salvaguarda del medio ambiente y lo que va quedando de él. Si bien no ha salido en procesión como el “Matapacos” la comunidad viñamarina no quiso que se sacara del espacio público y lo han protegido como un referente de la región.

¿Qué imágenes han llamado profundamente tu atención dentro de lo que ha sucedido en el último mes?

Me ha llamado la atención el descaro con que los medios de comunicación dependientes orgánicamente de los mismo 7 dueños de Chile oculten la verdad de los hechos y que se presten para facilitar estrategias propagandísticas de un estado que quiere hacernos creer que toda es una maniobra concertada por movimientos políticos de extrema izquierda y recién ahora admitan en una mínima parte que esto ha sido detonado por las demandas sociales de la gran mayoría de los chilenos. La estrategia básica de   “Una mentira reiterada mil veces para a convertirse en verdad” (post-verdad) ya no corre en estos tiempos donde la gran mayoría tiene un equipo móvil para registrar lo que ocurre y viralizarlo abiertamente. La importancia de medios independientes es clave hoy en día.

¿Ya han intentado contactarte los (alienígenas) otras personas, para dialogar sobre esta acción que ejecutas?

Me han contactado varios alienígenos. Estas personas que no viven con los pies en la tierra, que no tienen respeto por la madre naturaleza ya que no sienten la tierra como un componente ancestral y orgánico de cada uno de nosotros. Todos ellos son los verdaderos “extraterrestres”, hablan otro idioma, no respetan los pueblos originarios que lucharon por cuidar la tierra que nos pertenecía, son autómatas, insensibles, etc. Me han contactado para decirme que evite hacer obras alusivas a la lucha del pueblo y que de otro modo me cerrarán algunas puertas. Esto lejos de desanimarme me motiva para ir por más.

¿Cómo imaginaste esta acción, cuál fue el momento, qué estabas haciendo? Si puedes relata un poco la experiencia.

La obra fue instalada simbólicamente frente a la estación “SALVADOR”. El quiltro representa a todos quienes están en el frente de batalla por un Chile más justo. Todos estamos llamados a ser nuestros propios salvadores y  aquellos testigos que no alzan la mirada o peor aún se tapan los ojos y no hacen nada, es más violento que quienes se manifiestan de diversas formas. La indiferencia es la peor arma en una sociedad desigual.

¿Viste el video donde los periodistas se autocensuran para no nombrar al querido Negrito Matapacos?. Te lo pregunto porque allí se revela, a mi parecer, un asunto muy interesante del acto de crear y es el paso por las palabras. En ese sentido que significa para ti el mundo de las palabras y como enfrentas el acto de la censura de las mismas.

La autocensura de los periodistas en esa nota de prensa es un ejemplo de cuan amedrentados los tienen los grupos económicos controladores de los medios de comunicación masiva. Me da lástima por ellos ya que son personas valiosas y capaces pero sumidas en un sistema que te acalla.

¿Una reflexión sobre la violencia?

La violencia es un acto que muchas veces nace desde el terreno de la inconsciencia. Si cada día nos alimentamos de odio condimentado con frustración, injusticia, inequidad, falta de oportunidades, segregación de clases, falta de tiempo de ocio, carencia de calidad de vida, etc. estamos alojando esta carga en nuestro hemisferio derecho que es visceral e irracional a veces ya que manifiesta el terreno de los emocional.  Cuando se alienta una vía de escape para poder expirar de nuestro cuerpo esa carga hay veces que el autocontrol no existe y más aún si una colectividad está expresando mi descontento también me empodero aún más y por ende lo que hay que evitar no es la violencia sino lo que la engendra.

¿Qué nos recomendarías para leer? ¿Qué nos recomendarías para ver en audiovisual? ¿Qué recomendarías para escuchar?

Recomiendo leer a Maquiavelo y su tratado de doctrina política llamado “El Principe” para entender las estrategias que el estado intenta provocar para generar enemistad en el bando del pueblo. La famosa frase “Divide a tu enemigo y lo vencerás” es una vieja artimaña ocupada en estrategias de guerra y que nos están tratando de imponer a partir de los medios pare creer que los manifestantes son enemigos de la clase social trabajadora y que somos los responsables de la crisis económicas de la pymes y el mal funcionamiento de las instituciones estatales cuando en realidad la crisis y la recesión económica venía de antes, sobre todo la crisis de conciencia.

En cuanto a música escuchar a Bach y a Sigur Rós me da aliento.

Supongo que se forja una nueva relación entre tú y la escultura en la medida que está se apodera del espacio público y gesta su propia relación con la gente, que por lo demás es muy honesta y orgánica. Desde allí ¿cómo analizarías el atentado que sufrió el Matapacos y la pronta reacción regenerativa que se dio? ¿Tuviste algo que ver en esa regeneración?

Desde que la obra la dispuse en el espacio público sabía que tendría que adaptarse a las leyes del espacio urbano y que la posibilidad de generar un sentido de pertenencia en muchos iba a contrarrestarse con un sentido de odio por parte de algunas personas ante la imagen o ícono de estas demandas sociales. Precisamente su evolución en este contexto ha sido muy orgánica desde la espontanea reacción de miles de personas de llevarlo en procesión por las marchas, la salvaguarda que ha tenido durante el día y lo que ha generado como escenario de encuentro social hasta los atentados que ha sufrido que han tenido una respuesta inmediata de reconstrucción por parte de los ciudadanos. En menos de un par de horas luego de amanecer quemado y quedar únicamente en su estructura medular, cientos de personas llegaron voluntariamente a vestirlo de flores, hojas y elementos naturales como proclamando que el “perro matapacos” estaba más vivo que nunca. Yo declaro que me enteré desde Curicó donde estaba instalando una obra, sin tener nada que ver al respecto.

Quienes lo atentaron quisieron acallar o sembrar el miedo en muchos a partir de la destrucción de un símbolo de esta lucha pero por el contrario sentó la base de uno de los síntomas de estas demandas sociales que es la unión, la solidaridad  y la vuelta a las confianzas en la manera de relacionarnos. Llama la atención que desde la precariedad la capacidad creativa ha sido y será siempre una fortaleza.

 

 

 

 

 

 


Marcel Solá (43) es Licenciado en Artes Visuales por la Universidad de Chile; Licenciado en Estética por la P.U.C; Postgrado en Administración Cultural por la P.U.C; Postgrado en Conservación de Bienes de Interés Patrimonial por la Universidad Complutense de Madrid, España y Magister en Museología por la Universidad de Valladolid, España. Desde hace 12 años ha dirigido la Plataforma Creativa CIAN que desarrolla proyectos culturales y donde el principal precepto es la creatividad relacionada con sustentabilidad. Como artista ha desarrollado una larga trayectoria vinculada al uso de residuos sólidos y excedentes industriales como materialidad constructiva de sus obra por medio de la reutilización y resignificación de estos. Ha expuesto en España, Costa Rica, China, Estados Unidos, entre otros países mientras que en Chile destacan sus exposiciones individuales realizadas en el MAC (Fondart 2000). 

Ha obtenido becas Por la Fundación Dragados y por la Fundación Carolina para estudios en España