Escribir a la vez
Crónica

Domingo

Después de años de escuchar sobre el toque de queda. Ahora sabemos lo que es. Tienen la capacidad militar de encerrarnos en nuestras casas como ganado ¿qué hay adentro de ese espacio? Pequeña cárcel personalizada por la que pagamos y algunos dan la vida para tenerla. La puerta de entrada como una guillotina de lo público y lo propio. Es el último recurso luego que no han podido mantener las respuestas en nuestra mente, el otro espacio íntimo desde donde han pujado y se han expresado estos días. Nos encierran

Lunes

La cosa es así. Baja un piquete de pacos, tiran lacrimógenas, disparan, avanzan, esquivan las piedras con burlas. Los vecinos los insultan desde los balcones. Corretean a los cabros y miran desafiantes a cualquiera que los interpele con la mirada. Luego se devuelven, suben a sus autitos de juguete que arrancan. Luego llega otro auto se baja otro piquete.

Martes

VALPO. Cosas que vi y que escuché ayer y hoy. Primero que todo, los mismos haciendo la misma. Reprimen durante todo el día las concentraciones con lacrimógenas y balas de goma. Se han encontrado también casquillos metálicos de balas afuera de la librería en Cumming. Al parecer el marino a cargo dijo por televisión abierta “nosotros no tenemos armas de juguetes”. Hoy en la mañana, cuando casi me compraba el supuesto repliegue que vendían los matinales, desfiló una comparsa saltimbanqui y multicolor frente a mis ojos y comenzó a llegar la gente a conversar. Ayer durante la noche miré por la ventana. Vimos un grupo de milicos cada uno pegándole a una vieja. Vi una caravana de más de cinco camiones con mas de veinte militares arriba intimidando una barricada sostenida por 4 personas a las 00:00 am. Vi dos amigos a los que se les cayó un botellón de vino, muy raro. Más tarde se encontraron dos autos de civil con los vidrios polarizados. Fue sospechoso, se bajaron dos PDI y interrogaron a los otros dos PDI que seguían adentro de su auto ¿andan saqueando? les preguntaron, y luego aceleraron. Los puntos de resistencia son plazuela Ecuador y subida Cumming. En Cumming ayer se desplegó un camión de militares a las 13:00 más o menos. La plaza Aníbal Pinto estaba llena de gente gritando alegremente vino el camión y corrieron para arriba. Milicos subieron y dispararon. Durante la tarde vi como aguantaban todos en subida ecuador los intermitentes disparos y lacrimógena. Da la sensación que aquí reprimen antes que en Santiago por que desde temprano ha sido necesario hacer barricadas para manifestarse pacíficamente, los mantiene alejados. De hecho, el toque de queda es a las seis. Hoy fue la misma historia aunque había más gente en Cumming que ayer, en Ecuador, la misma historia. Se también que ha habido resistencia en los cerros y diferentes barrios. La gente está saliendo pese a que la reprimen con casi todo. Se hacen asambleas en las juntas de vecinos. La gente quiere hablar conversar, definirse y estar en el lugar que está convencida que le corresponde. Queman tiendas de marcas conocidas. Nadie los detiene, dicen que son entre pacos infiltrados y oportunistas. Pero es clara la gente que se está manifestando, esos dos grupos se polarizan cada vez más. Creo que esto de ponernos el toque de queda a las seis durante dos días va a provocar que mañana salga más gente aún. Es mucha la rabia que se juntan y la energía que se forma al dialogar con los más cercanos. Un helicóptero de la armada y otro de la PDI ronda durante el día. Admiro a la gente que mantiene las barricadas en plazuela ecuador y plaza del descanso hasta horas pasado el toque de queda. [Está crónica puede ser rescrita por cualquiera].

 

Miércoles. VALPO. Cosas que vi y que escuché. Que corto son los días. Hoy un tipo que pasó por afuera de la librería dijo que la hora de la cerveza se había cambiado para las 14:00 porque las 18:00 eran las nuevas 00:00. Hubo una concentración masiva en Parque Italia y avanzó hasta la intendencia. Fue dispersaba con lacrimógena y perdigones. La gente de nuevo se atrincheró en Aníbal Pinto y plazuela Ecuador. Si en esta última uno levanta la cabeza, cuelga una bandera de Chile negra de siete por tres metros que colgaron unos artistas que son vecinos entre ellos. La misma cantidad de gente o más se juntó en barón y caminó por la Av España hasta Viña del Mar. Los videos desde los edificios son hermosos. Un mar de gente caminando al lado de la costa entre una ciudad y otra. Viña, que siempre ha sido una ciudad despolitizada, ha ocupado la calle de una manera sorprendente para todos. Llegó más gente con ganas de producir material. Me regalaron un sticker en el que aparece un engendro que tiene la mitad de la cara de Piñera y la otra de Pinochet, abajo dice La dictadura continúa. Hubo disparos y lacrimógena durante todo el día en diferentes puntos de la ciudad. También saqueos, el más grande, el líder de bellavista, hay videos también. Pero la mayoría de la gente salió temprano con el objetivo de protestar. Algunos saquean como forma de protesta otros solo por oportunismo. Creo que hoy salió mucha más gente que ayer. Todo el día pasa gente pa arriba y pa abajo que está movilizada y la masa era mayor. Se habla de política todo el día en la calle. La sensación es que la protesta va por un cambio de modelo. Pero también, que, si aprietan un poco más la represión, no hay forma de protegerse. A dos horas del comienzo del toque de queda, hay una ola de insultos que cae desde los edificios anticipando el paso de una comitiva de fuerzas especiales. En subida Ecuador, los milicos y fuerzas especial cada vez suben más arriba buscando a la gente que arranca por Mackenna para arriba y se arrodillan para disparar. Hace un ratito se llevaron a un cabro en un auto de civil con vidrios polarizados. Son las ocho, comienza el caceroleo en todos los barrios.

 

Jueves. VALPO. Cosas que vi y escuché. Qué rico fue despertar y saber que el toque de queda ya no era a las seis de la tarde, sino que a las diez de la noche. Triste es darse cuenta como juegan con tu cabeza. Como te apretan la mano y luego te la van soltando. Aunque esa técnica, la de partir reprimiendo con todo e ir bajando la intensidad es solo aparente, mediática. Aunque los tipos con arma y uniforme estén siendo mostrados cada vez más como gente con rostro con habla, en los barrios, marchas, esquinas de resistencia han apretado la mano hasta desmantelarla. Ayer me volví caminando desde Cumming hasta independencia a la altura del congreso y aparte de ver diferentes formaciones de militares reprimiendo los saqueos efectuados por grupos de gente que iban directamente a eso (los dejan saquear y cercano al toque empiezan a reprimir). Me empecé a fijar también en los rayados que estos días de agitación habían dejado en las paredes. De alguna forma ahí está el paso al limpio de lo que la gente está manifestando. Así que, hoy en la mañana luego de saber lo del toque emprendí el mismo camino de vuelta y pasado Parque Italia donde ya se empezaba a concentrar la gente para el concierto que duró gran parte de la tarde. Comencé a recolectar y coleccionar rayados que habían en las paredes copio algunos: «Evade», «transmarikones contra el capitalismo», » ellos quemaron la moneda», «libertad a ramiro», «libertad a las tetas», «fuego a la yuta», «no es sequía es sakeo», «hasta que la dignidad se haga costumbre», «muerte de pais», «muerte a la norma», «si ellos sacan a los milicos, nosotros salimos a la calle», «Chadwick chupala con not mayo». Llegué a la libreria porque habíamos convocado a una lectura a las dos de la tarde, comenzamos pasado las tres, leyeron veinte poetas y hubo música, mientras pasaba el helicóptero por arriba y un motociclista que para todos era un sapo rondaba la actividad. Es una ciudad chica, hay que estar atentos pero, no podemos permitir que nos coma la paranoia. Estuvimos ahí disfrutando el atardecer en la calle después de tres días sin tener uno y compartiendo lo que cada uno había hecho desde su lugar esta semana, fue agradable por unas horas no hacer caso a la lógica violenta que estos hijos de puta quieren imponer y hacer los días nuestros, como dijo hoy el Rafa. En un momento eramos casi cien los que escuchábamos a poetas de los más diversos estilos leer muchos con textazos escritos en lo que va de este Estado de emergencia. Se habló que esta era también la lucha de los seres vivos sin voz como los bosques y los ríos. Todos reconocieron que fue un alivio hacer un paréntesis entre toda la tensión de esta semana y vernos las caras y generar nuevas redes para lo que se viene que será largo. Ahora, eso no quiere decir que la violencia no estaba, estaba a unas pocas cuadras. En Ecuador, los pacos subieron completamente la subida mackena que antes tímidamente comenzaban y a los manifestantes que siempre se resguardaban al final de esta, les hicieron una encerrona con motos por arriba y los agarraron a lumazos sin ningún tipo de criterio. Hay vídeos y registros de esa represión pornográfica y enzañada. Además, golpearon e intentaron entrar a la casa de vecinos que han apoyado el movimiento. Más tarde, persiguiendo a los saqueadores de pirámide dateados por viejos sapos que tomaban en el bar del barrio milicos y pacos dispararon con armas cortas de mano con balas de verdad hacia arriba. Al irme a mi casa habían diferentes comitivas militares en el centro de Valparaíso. Sin hacer ningún juicio, es claro que el grupo entre manifestantes y saqueadores ya se ha separado totalmente, y son los saqueos los que aumentan la inseguridad y el caos. La represión a los manifestantes ha sido mucho más dura que a los saqueadores, es cosa de darse una vuelta por el centro. Los que saben de historia dicen que en todos los grandes movimientos esto ha existido. Por eso, espero que mañana salga mucha más gente a la calle en la región y sigamos ocupando la porque depende de nosotros el color que tenga. Sin miedo hay que ir a teñirla.

 

Viernes. VALPO. Cosas que vi y escuché. No, no estamos haciendo una catarsis con ustedes, estamos en contra de ustedes, queremos un país sin ustedes. Se está pidiendo una democracia mucho más representativa que no tenga lugar para violadores a los derechos humanos. Una asamblea constituyente. Y cortar de cuajo la impunidad. Hoy se marchó todo el día en la región. Fue el día en donde el grupo de los manifestantes se impuso al de los oportunistas. Una marcha que se congregó en plaza victoria he intentó ser reprimida en barón logró llegar a juntarse con otra masa de gente en viña dieron vueltas por la ciudad jardín y luego volvieron a Valparaíso a la hora de la gran marcha nacional. Las alusiones a la invasión alienígena burlándose de la primera dama, las banderas mapuches y los recordatorios que no debemos confiar en las Fuerzas Armadas eran las imágenes que más me llamaron la atención. Crecí en viña y por fin ver una masa de gente protestando en la ciudad resignificó el paisaje urbano de mi infancia. Mientras tanto en Valpo, cabros admirables intentaban entrar al congreso. Dicen que lograron abrir la puerta por diez segundos y provocaron la evacuacion de la clase política de su edificio predilecto. Se me olvido decir que el toque de queda hoy fue a las ocho. Primero a las seis, después a las 10, después a las 8 ¿se dan cuenta? juegan con nuestra cabeza y con la capacidad de organizarse para el día que viene. Una radio en vivo se puso en funcionamiento en ecuador con condell. Y la gente se concentró en diferentes lugares durante todo el día y com énfasis a las 17:00, siendo el más masivo Parque Italia. ¿Quien quiere volver a la normalidad? todos los días son sorprendentes, cuantas veces se ha estado desesperanzado y se ha vuelto creer en esta primera semana. Mientras los medios celebran sospechosamente el clamor de Chile, no se puede olvidar que sigue el toque y han abusado sexualmente, matado y torturado. Ni tampoco que el gobierno de piñera se ha mantenido intacto. Esto debe ser hasta acabar con la posdictadura. Es la crisis de la política partidaria. Sumo algunos Rayados a la colección:
«Dejen de matarnos» , «la tele miente», «semillas libres», «ni pacos ladrones ni milicos asesinos», «catrillanca», «que Arda el kapital». A esta hora en Cerro Mariposa se baila cumbia en la calle. Y se planifican en todo el país, asambleas e intervenciones.

 

Sábado. VALPO. Cosas que vi y escuché. los rayados de hoy: «Chaman a la calle»,
«Confrontar la repre»,»Que el rifle no apunte tu memoria», «Che ni newen», «Wewaiñ», «FF.AA desclasados», «CHILE Mata». Amanecer, putear la nueva estrategia rastrera del gobierno. Cada día es un nuevo pulso contra los medios, los políticos y la policía. Hasta ahora me he dormido todos los días con la moral alta. Las lagañas se desprenden entre nuevas imágenes borrosas, consignas y carrerajismo en las pantallas. Te generan una sensación de ambigüedad y confusión, pero poco a poco empieza a responder la gente en la calle llenándote nuevamente de emoción, regalándote un momento de libertad más allá del fin de todo esto. Vamos por la asamblea constituyente, hoy se realizaron cabildos en todo el país. Anoche antes de dormir vi la cantidad de actividades programados pa hoy en valpo, era tremendo, reuniones en todos los tonos y de todos los gustos en diferentes territorios y barrios. Se convocó una marcha en la mañana en plaza sotomayor que subió al cerro y recorrió gran parte de Valparaiso por el llamado «camino cintura» o av Alemania que atraviesa muchos cerros porteños. Estuvo bella y me encanta porque fue invisible —no en el centro— y muy física. Lo mismo en Viña, los miles de manifestantes parecen caminadores profesionales recorren toda ciudad y atraviesan Avenida España como si fuera media cuadra. Y es que hay mucha energía que agotar, los que estamos en esto fuimos recargados por fin por una pulsión que desborda cualquier otra preocupación personal y borra las líneas que estructuran la vida que llevábamos hasta el viernes pasado. Durante la tarde la radio pirata transmitió consignas, poemas, información y convocatorias por altoparlantes en el centro. Hubo música en vivo en la ex cárcel y también desde los balcones en Anibal Pinto. Los artistas visuales comienza a imprimir y a visualizar los atentados a los derechos humanos que el gobiernos ha ejercido estos días y de los que quieren salir impunesen esta aparente pacificación que iniciaron después de las gigantes marchas de ayer en todas las regiones. Valparaiso amaneció llena de pacos y milicos en todas las plazas pero fueron desapareciendo durante el día. Se convocó una marcha nocturna en la plaza de la ciudadanía, estuvimos concentrados una hora, luego hubo un minuto de silencio espontáneo por todos los muertos de esta semana, comenzamos a marchar pasando a buscar los demás que estaban en una velaton en plaza victoria y seguimos por pedro montt entre barricadas y chalecos amarillos. Era de noche así que el clásico » el que no salta es paco» se cambió por «el que no baila es paco» llegando a parque italia un guanaco partió la marcha en dos. Suena funky en vivo en las calles de Cumming. En plaza victoria se resistió y casi queman la catedral. Hay que aprovechar la sublevación, romper el molde en forma de jornada laboral que machaca nuestro tiempo y espacio. Así mismo los pacos quebraron con la música en vivo de cumming a punta de lacrimógena y balines. Se prendieron las barricadas y otra noche más de fuego.

 

Domingo. VALPO. Cosas que vi y escuché. Los medios televisivos comienzan a mostrar la cantidad de videos que hay en internet de los terribles abusos que han tenido lugar en apenas una semana de estado de emergencia. Por primera vez en mi vida vi en la mañana dirigentes sociales de base en un programa político de domingo ¿por qué la gente no va a votar? por que desconfía de la efectividad de la máquina institucional. Es decir, la forma de esta democracia sirve para el negocio de unos pocos y para el cartel (que quedó más evidenciado que nunca en esta semana) entre el 1% más rico, las fuerzas armadas y la clase política. Todos piden una nueva constitución, asamblea constituyente, la derecha responde con lo que han denominado “agenda social”, un indeterminismo, nada más que un artilugio publicitario. Apagué la tele, me duché, jugué con mi sobrino y bajé hasta el centro de viña. Ya desde el cerro se veía la marcha pasando, no lo podía creer. Nunca vi tanta gente en una marcha en la quinta región, sabía además que en Valpo otros miles de personas se congregaban en la Plaza Sotomayor. Horas antes se habían juntado en Echaurren todas las disidencias sexuales que también se unieron a la marcha más adelante. Además de todos los cabildos, ollas comunes, actividades culturales en la plaza del descanso temprano dieron una charla unas abogadas constitucionalistas en la Plaza del Descanso.  El presidente es quien llama a la asamblea constituyente, necesitamos que los parlamentarios metan la presión. Volviendo a la marcha. Era un mar de gente caminando paralela al océano pacífico. Éramos una serpiente hecha de cuerpos gracias a las curvas de la bahía porteña. Me quedo con una bandera mapuche entre muchas que tenía escrito encima asamblea constituyente. De esa forma hay que hacerla incluyendo toda la historia del territorio en un proceso vinculante. Todas las constituciones han sido autoritarias y reproduciendo la estructura colonial. Me quedo también con una bandera del FPMR, ese espíritu rodriguista que se encarna en todos a momentos. Me quedó también con una señora que pesé a todo lo que estaba pasando le sacaba una foto al mar. Algunos insisten en solo mirar el paisaje, y pensar todo esto de forma higiénica, sin cuerpos que piden y saben lo que quieren. Obvio que nos gasearon apenas íbamos llegando sin importar los niños y familiar que había. Tenían miedo, estaban rodeados y custodiando el congreso que a más de alguno le gustaría profanar. Imagínate esa imagen recorriendo el mundo, millones de hormigas entrando al congreso construido por Pinochet. Luego, la represión y dispersión después de que todos compartían felices lo logrado en Parque Italia. Puros cabres sonriendo pese a lo toxico del aire. Me encantó ver al grupo de motoqueros. Ver a los Panzers en la vanguardia de la marcha. Llegué caminando a la librería, todo el mundo conversaba, curaban a un cabro de un perdigón. Y en el subterráneo un taller de serigrafía e impresión funcionaba a concho. Estaba cansado, así que partí pa la casa, en la pinto había cinco camiones de milicos estacionados. A qué está jugando el gobierno. Mientras los días sean así importará menos. No hay que volverlos protagonistas, organizarse acá abajito, entre los nuestros, a mi juicio va a bastar.

 

Lunes. Valpo. Cosas que vi y escuché. Todo el día hay gente en la calle. Tanto en Viña como en Valpo hay marchas seguidas y pareciera que hicieran turnos, para lograr el único objetivo, impedir la vuelta a su normalidad. El cambio de gabinete fue ridículo, ignoran completamente las demandas. Las paredes cada vez más llenas de rayados y afiches. Hay uno que decía “Gobierno asesino, te estamos mirando”. Los pacos están reprimiendo asquerosamente y la gente ya se acostumbra a las lacrimógenas y a las largas jornadas de resistencia. Una de las cosas notables es que este movimiento está politizando al país de una manera que se estaba esperando hace mucho. Los vecinos se han comunicado más entre ellos, los amigos, grupos de cualquier cosas o gremios están obligados a hablar de política y a conocerse por fin. Gracias a los que hacen la barricada y detienen el avance de la represión, en la retaguardia se puede empezar a construir en las lenguas el país que estamos buscando. La concentración en Valpo y la nueva marcha de viña a valpo estuvo llena como en otras partes del país. La represión comenzó pasada las 17 y de ahí se desataron campos de batalla en diferentes partes de Valparaíso. En Subida Ecuador, en Parque Italia, en Barón y en Cumming donde el guanaco subió por primera vez y otra patrulla atropelló un perro desatando la indignación de todos los manifestantes. En medio de las lacrimógenas una señora se desmayó y hubo que llamar a la ambulancia. Al guanaco que estaba en el pinto le achuntaron con dos molotov y todos gritamos y celebramos, los gritos mapuches son los más emocionantes, es sobrecogedor entre tanto colonialismo gringo poder abrazar un momento así. Un cabro bajando el cerro con una boleadora animado por los demás. Pero la gente, la gente incansable que mete ruido en todas las marchas, camina kilómetros, socializa, comparte y se comunica entre sí. Y las noches que luego del ajetreo y la trifulca, bajan su ritmo y pareciera que ya no vivimos en una ciudad si no en un pueblito. Bajar el ritmo productivo es clave, la rutina frenética de la ciudad solo busca seguir llenando el bolsillo del 1%. Ya no se quiere seguir siendo el alimento del monstro. Volver a la normalidad, imposible, algunos han recuperado su espacio y tiempo. Sigamos saliendo a la calle cada día, a transitar, a reunirse, cada día puede ser una aventura.