El corazón tiene el tamaño de un puño
Lectura pública en Plaza del descanso

La revolución de octubre

Por Laura V. Soldan

1

Están calientes en sus cuarteles

por ametrallar algo más que un cerdo

 

Ni la patria ni su sangre

 

El placer de arrastrar la vida y azotarla

con su escuela de malditos

 

Los cuerpos derramados en la cuneta

son hermanos tímidos y abusados

 

 

La ira en la casa abofetea lo más querido

 

Se droga en las esquinas

espera el día en que lo maten

 

Miserable traidor del pueblo

 

2

Pagarás nuestras lágrimas

del cansado octubre

 

Herido el cielo por helicópteros

Campanas de aluminio los combaten

 

Es la triste espera del video

de un amigo muerto

 

La mujer,

madre violada por 500 años

Emergerá del fondo fruto de lo justo

 

Sacrilegio

 

Planté mis muertos en la luna

Y así recordarlos cada noche

 

Hoy vuelvo a internarme al principio

después de peregrinar por el mundo

La hija pródiga mirando al suelo

de pecho herido sin aguantar un golpe

 

Será que las plegarias se derriten

con el sol inmenso que agota

Se deslizan por el rostro hasta nuestros pies

para hacerla beber

a esos perros perversos que la esperan

 

¿Cómo atesorar tu rostro en mi pecho sin mancharlo?

 

Te entregaré a sus brazos de agua

y te sumerjas profundo

en el canal de corazones que hoy te llora

 

 

 

 

 

Propaganda  9.713

Por Pablo Jara

 

“las calles no llevaran nuestros

nombres, pero siguen siendo nuestras”

 

¿Recuerdan ustedes cantar el himno en el patio

con la mano en el corazón?

 

¿Recuerdan ustedes los desfiles del 21 de mayo

con las bandas de guerra marchando por la ciudad?

 

¿Recuerdan ustedes la moneda de diez pesos

con el ángel de la libertad?

 

Después de lo ocurrido la mañana del 11

todas las calles asoman el uniforme y el fusil:

Chacabuco

Almirante Montt

Lord Cochrane

Capitán Muñoz Gamero

Eleuterio Ramírez

Almirante Señoret

Yungay

12 de febrero

General Belgrano

Independencia

Victoria

General Cruz

Freire

Condell

Esmeralda

Almirante Martínez

Gómez Carreño

Urriola

Almirante Goñi

Almirante Pérez Gacitúa

San Martín

Almirante Riveros

Prat

Rancagua

Almirante Simpson

Simón Bolívar

Teniente Pinto

 

Valparaíso: gran mausoleo militar.

 

 

 

***

          

 

  Por Patricio Contreras

 

Intentas gritar en medio de la noche

una paca culiá te persigue en sueños

la policía ha logrado meterse en nuestra cama

aprieto tus manos y tu corazón retumba

es una cuchara golpeando una cacerola

afuera se oyen gritos / la gente corre

la juventud lucha por mantener el fuego

son corazones / son cucharas golpeando cacerolas

un helicóptero cruza la noche y la comprime

la gente increpa a la yuta desde sus edificios

yo pesco un peñasco y lo tiro hacia abajo

tú te ves hermosa haciendo ruido en el balcón

nadie quiere dormir / nadie quiere despertar

y leer cifras inexactas en la TV / oír la voz

del verdugo hablando en cadena nacional

ese cúmulo de imágenes nos perseguirá en sueños

la policía ha logrado meterse en nuestras cabezas

mi pesadilla es ponerme un chaleco amarillo y golpear

a quien ha entrado en un súper con las manos vacías

a quien ha entrado en la vida con las manos vacías

y yo no quiero que despiertes / agarro tus manos

y me gustaría agarrar a palos a esa paca culiá

me gustaría defenderte hasta más allá de lo real

pero una baliza roja anuncia el fin de nuestros sueños

Chile tiene la forma de una gran mordaza

alguien nos vigila en medio de la noche

el horror es no saber si lograremos despertar

 

 

 

 

Terremoto

 

Por Florencia González        

 

Sabes que vendrá pero olvidas,

son las tres de la mañana

tiembla.

 

Fue mucho el tiempo que callamos

los cables tiritan, platos caen

tuviste ventaja suficiente,

tiembla.

 

Somos aquellas que parirán

lo más extenso de la Tierra

a tajo abierto

Aquellos que están muertos

porque ya fuimos balazo

en los huesos del hambre.

 

No habrá agua que apague el fuego.

 

La cama tiembla

las murallas se agrietan

sangran lava sobre cemento.

 

 

 

Estallido ocular

Por G.W

 

 

nunca estuvo en una guerra sin embargo la sueña

 

cubre su cabeza de metal, se camufla cuando entra al traje

 

todas las botas se mueven en un solo latido

 

los soldaditos y el fusil

 

un escudo nacional que se carga en sus manos

 

 

 

por el visor sus pupilas dirigen la bala

 

desde la distancia de un videojuego, la multitud

 

es un holograma sin nombre

 

sin corazones que se repliegan y arrancan

 

cuando caen los casquillos incorpóreos

 

y  rebotan en el suelo

 

 

SUTURA/ 19-23 de octubre

Por Guillermo Mondaca

 

 

El recuerdo de las llamas

escribe para nadie

sobras escombros luz y calor entre dos manos sucias

aparecen molares envueltos en saliva roja al escupir

acuso el golpe

lo primero es el cuerpo

se retrae o ataca

arrastrado amenazado

o animado por los cadáveres sobre los que camina

 

Alrededor enceguece de apoco

el día en el día/ un solo corte atraviesa

en llamas la calle

Veo que no han dormido bien

por su excitación al salir al sol

el primer paso es un resbalón sobre una cáscara en el cemento

el agua que trajimos se nos hace poca

el sol horada nuestra ropa

lo mismo que nuestros párpados

la luz iridiscente de las pantallas

gobernadas/ el ojo tanto como la pantalla

por un impulso del afuera

Te voy a decir algo lo mismo sería si después

me ves como un estorbo

en tu camino de salida

hacia la indecisión –aunque no pueda

nunca conformarme con lo que no es

y decirlo

como si fuera cierto/ porque no quiero hablar

más sobre

las cosas/ no quiero expresarme

por ellas

El punto exterior la llave del paisaje es mi cuerpo dentro

El ojo en el cetro del reino

El ojo es un punto exterior que busca un adentro

el gusano profundizando en su larva la manzana

Alrededor del humo enceguece el día en el día/ un solo corte que sangra

para ocupar

su cuerpo tuve que dejar mi casa no desviar la vista entre el gas

imaginar con la vida todo el sentido

posible y que las armas que no pude recoger las tomó por mí en su vuelo espiral el peuco

que caza junto a su compañero

y ahogado con lo que tenía que decir

encontré mentira escupí

todo lo que sólo puede ser visto a través de la iridiscencia de las pantallas

que no es origen ni se detiene siquiera cuando llega a emitir la señal convenida

como rieles

que pesan y que tenemos que resistir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Placeres, 20 de octubre

 

Por Ivan Rivera

 

Los milicos disparan en Valparaíso

arranco, Placeres me extiende un brazo

 

El polvo nos sube al rostro

y el polvo nos va siguiendo

y sólo hay sendero y polvo

donde sea que miremos

 

Como me encuentro contigo

como llego y te abrazo

subo con mis pies la veta

que escarban mis pasos.

Al fondo un lavadero, la colonia

quien da por – Placeres

el nombre de un saqueo

Tus palmeras miel

y entre tus tierras, oro.

 

El país de sequedales

cruza al pasar por sus huesos

agua pide en sus chañares

y agua en las cuencas de ciego

 

Ganas dan de llevar sangre

y llanto y reverdecerlo

 

Los milicos disparan a Valparaíso

arranco, Placeres me extiende un brazo para

que por él escale

y así llegue hasta mi casa.

 

 

 

22-10-2019

 

Por Miguel Masías

 

Porque treinta años no es igual a treinta pesos

escribo

porque me cerraron la puerta por fuera y no sé hacer nada más

supongo que es solo otra forma de sangrar

ante las ilusiones ópticas

espejismos de una moral enferma

que se cuelan de cabeza en el lenguaje

abriendo heridas que resisten a cerrar

llagas para nada imaginarias que hacen huella

imposibles de seguir entre tanta oscuridad

La memoria de Chile es una fábrica obsoleta

que produce mercancía demasiado similar

imágenes seriadas se repiten en la llama

de tanto cuerpo que ha insistido en consumirse

exigencias del mercado

que un pueblo ausente está llamado a completar

la maquinaria suena estrepitosa

motor en el cielo

amenaza helicoidal que perturba el sueño

botas que corren en bloque

golpeando juntas el suelo

los disparos aderezados con insultos y promesas de muerte

que tiemblan frágiles

ante la posibilidad de caerse de hocico en lo real

la estrella blanca en la bandera es un significante

que en su búsqueda de significado desapareció

se fue al mar

a la punta de un volcán

se enterró en el desierto

secuestrada bajo el metro

devino alienígena

se quemó junto a un supermercado

fue confundida con un delincuente

disparada por la espalda

ajusticiada por un batallón de ciudadanos

en la batalla de la carne contra la misma carne

ante la mirada del lobo que cerró los ojos y mordió

masticando y olvidando

masticando y olvidando

abrazado al sueño de la llama propia

que deja ampollas en la garganta de cualquier historia

que quede por tragar