Baja fidelidad
Adelanto

Estos poemas de Jonnathan Opazo (1990, San Javier) son una una exploración respecto a la percepción. La pregunta infinita respecto al qué del arte se renueva desde el órgano sensorio. Una búsqueda de ritmo poético que entronca con la tradición de la música, Miles Davis asomado para una oreja que sostiene una poética insidiosa y crítica ante el devenir de un arte puesto en cuestión dentro de las categorías del arte. En una época en que la visualidad se ha vuelto hegemónica la duda y puesta en escena de lo auditivo se vuelve contingente desde su iconoclasia.

 

Todo arte

 

dice:

todo arte

aspira constantemente a la condición

de la música

como agua

hirviendo

bajo el ojo

crudo del

desierto:

todo arte

aspira constantemente a la condición

del jingle:

 

un verso memorizable

melodías tarareables

a la hora del almuerzo

 

todo arte

aspira constantemente

a la condición

de la música:

 

todo arte aspira

—por lo tanto—

a ser una medida

variable de tiempo:

 

vibraciones, en fin

en la transparencia

del aire

todo arte

 

aspira constantemente

a la condición de música:

rumor de abejas

estática de televisión

o granizo sobre zinc

 

todo arte aspira constantemente

a la condición de música: canto

sereno de ballenas: ondas que

capta un radar submarino en el

lejano horizonte azul.

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                           

Kind of blue

 

no se trata

—nunca se ha

tratado— de

sonar bien o

alcanzar la

perfección

euclidiana

que ostentan

las esculturas

 

 

nunca se ha

tratado, no

—qué alivio—

de tomar bien

aquella curva

para evitar

 

el despeñadero:

 

cae: los accidentes

son bellos en el

mundo conjetural

de las palabras

tan inútiles cuando

reposan sin ánimo

de dar alguna orden

o esperar que —por ej.,

 

nueve rosas azules

que coronan la caída

de este día, signifique

 

que nueves rozas azules coronan

 

la caída de este día

 

nunca se ha tratado

—siete veces nunca—

de nada más que de

tratarse de sí mismo

o de nada: una imagen

detenida sin propósito

la foto de un tenedor

cruzado por un rayo

de sol o un florero

con helechos

 

y como los helechos

crece y un rayo de sol

lo anima por un instante

 

pero luego es de noche

 

y el azul —un cierto

tipo de azul, un frío

y profundo abrazo de

azul: un imperfecto

azul redondo que

todo lo rebasa y

nada lo rebasa:

 

de eso se trata

de ser una niebla

una bruma: detrás

están los cazadores

 

y no los vemos

 

 

 

 

 

 

 

Sordera

 

la palabra «absurdo» en árabe significa no ser capaz de oír

el mundo puede tener sentido para un ciego o alguien que haya

 

perdido el olfato: perder el oído supone caer en una noche

o en un loop de silencios —si es que eso es siquiera posible

 

como una raíz enterrada en una tierra yerma el sordo ve las

luces de la mañana, una tropa de niños yendo a la escuela

 

el camión de la basura triturando los despojos del barrio: la

realidad como una serie de objetos atrapados en un guiso espeso

 

imágenes ahogándose en arenas movedizas, una caldo suculento

lleno de trozos de carne y legumbres y aliños, pero todos sin sabor