ALT
Adelanto

TECHO ILIMITADO

 

 

 

 

[1890]

Eugene Shieffelin, inmigrante alemán nacido en el Bronx y

aficionado al teatro, decide introducir en América a todas las

aves mencionadas en las obras de Shakespeare: chovas,

cuervos, conmoranes, búhos y alondras figuran entre las 60

especies mencionadas en las obras del bardo inglés, cantos

que por siglos inspiraron a los amantes de las aves.

 

 

 

[1892]

Eugene Shieffelin ingresa simultáneamente a la Sociedad

Zoológica de Nueva York y a la Sociedad Estadounidense

de Aclimatación, grupos que buscaban introducir plantas y

aves en América para generar familiaridad en los habitantes

de la nueva nación. En su jardín trasero comienza a soltar

pardillos, pinzones y ruiseñores. La mayoría de las especies

introducidas fracasan estrepitosamente, pero algunas

permanecen, como el gorrión, lo que inspiran un poema

perfectamente olvidable de William Cullen Bryant.

 

 

 

 

[1892]

Eugene Shieffelin suelta 100 estorninos en las

inmediaciones del Central Park, Nueva York. El primer

impulso de las aves, aturdidas por el frio, es el de refugiarse

en los aleros del recién inaugurado Museo de Historia

Natural. Con el tiempo, y excitados por la falta de

competencia, se reproducen a un ritmo frenético y

establecen su hábitat en una extensión que va desde Alaska

hasta Argentina. Devoran huertos que les cuestan US$ 1000

millones anuales a la agricultura del continente. Hoy en día,

más de 200 millones de estorninos, sólo en Norteamérica,

consumen los huevos del prácticamente extinto azulejo y se

les atribuye su desaparición.

 

 

[1960]

Los estorninos vuelan en inmensos grupos, y en

comparación a otras especies, tienen cuerpos más densos

que aves del doble de su tamaño. La industria aeronáutica,

al considerarlos entre las pocas especies que no están

protegidas por ley, los llama “balas con plumas”.

 

 

 

 

 

[1962]

Una mañana de febrero, los estorninos protagonizaron el

accidente por golpe de pájaro más grave en la historia de la

aviación: las aves entraron en el motor de una nave que

despegaba en el aeropuerto Logan, de Boston. El avión se

estrelló matando 62 personas a bordo.

 

 

 

[2012]

Cada año, granjeros y guardaparques cazan alrededor de

1,5 millones de estorninos usando trampas y armas de

fuego, cifra que tiene un efecto cero en la población general.

Tiro al blanco con criaturas iridiscentes de colores púrpura y

verde en el pecho y garganta que emiten un canto bellísimo

que posee la habilidad de mimetizarse con el canto de otras

especies.

De hecho, Mozart tenía un estornino como mascota,

comprado en 1784 y enterrado en una gran ceremonia

tres años más tarde.

 

 

 

[2018]

Shakespeare sólo menciona a los estorninos una vez en

«Enrique IV».